8
Jun
2016

Museos en Snapchat (I)

Sí, lo reconozco, hasta hace poco no sabía muy bien cómo funcionaba Snapchat. Esta red social eminente visual y que ya supera a Twitter en usuarios activos diarios según un estudio reciente de Bloomberg, es aquella en la que se encuentran por antonomasia los jóvenes (también los ansiados millenials) y, por tanto, es el lugar para llegar a ellos en su mismo lenguaje.

Para aquellos que hayan oído hablar de esta red, se hayan descargado la app y hayan sido incapaces de averiguar cómo empezar a publicar algo con sentido, tranquilos, nada como asistir a alguno de los muchos eventos que se están dedicando a esta herramienta de mensajería instantánea. En concreto, el pasado 10 de mayo yo asistí al organizado por el Espacio Fundación Telefónica titulado ¿Snap-QUÉ?. De la mano de conocidos Snapchatters hicimos un cursillo inicial sobre los principales filtros que ofrece este canal, con un Snapchat en directo incluido. Es más sencillo de lo que parece. Una vez te acostumbras a la interfaz, y tienes claro lo más importante, cómo se usan los filtros de los que os hablaba (stickers, emojis, texto… ), ya sólo te queda tener claro que tus creatividades desaparecerán en 24 horas.

Pues bien, como parte de un pequeño estudio que me he planteado hacer sobre esta red, he querido empezar por ver cómo los museos a nivel internacional lo usan, especialmente en USA, donde el ratio de jóvenes que diariamente la utilizan es sin duda el más alto. Dicho lo cual, ya tenemos resuelta la primera de las dudas: ¿cómo es que a nivel europeo su uso no está extendido? Digamos que cuando los otros museos, competencia o no, te llevan una ventaja de dos años en su utilización, imagino que acercarse a su volumen de acción es harto complicado, máxime cuando tú, museo, no estás teniendo en cuenta a tu público joven. Grave error. Sea como fuere, aquí os paso un ejemplo de cómo transgredir los límites de cada red, no nos quedemos con canales sociales estancos. ¿Por qué no compartir en Twitter lo que hago en Snapchat?

Captura de pantalla 2016-06-07 a las 23.26.56

Entrando ya en materia, si tenemos que hablar de uno de los centros de arte que ha sido pionero en el empleo de Snapchat, nos encontramos con Los Angeles County Museum of Art (en Snapchat lacma). Dentro de su estrategia en Social Media, tienen planificado el envío de tres Snaps por semana. Cada uno de ellos es una de sus 120.000 obras de arte, agregándole una frase relacionada con la cultura pop y siendo todo un éxito cada vez que publican.

lacma-snapchat

lacma- snapchat

Denver Art Museum. Aunque no tienen perfil en Snapchat, sí cuentan con su propio geofilter para compartir la experiencia de tu visita mientras estás en el Museo. Esto, veremos, también lo hacen museos británicos.

denver museum art snapchat

Museum of Contemporary Art (en Snapchat MCA Chicago). Comparten cosas del día a día, como en el caso de los anteriores museos, siempre con esa naturalidad del momento que tanto pega con este medio social.

mcaboston-snapchat

Georgia Museum of Art (en Snapchat georgiamuseum). En la imagen, vemos una típica visita comentada snapchatteada, algo que también hacen con montajes de exposiciones, piezas de la colección, actividades, etc.

georgia museum art snapchat

McNay Art Museum (en Snapchat mcnayart). La línea es como la del resto de instituciones, jugar con las obras de arte, añadir copys ingeniosos, contar cosas habituales del museo por tontas que puedan parecer…

mcnayart-snapchat

Dallas Museum of Art (en Snapchat dallasmuseumart).

dallasmuseumart-snapchat

Museum of Fine Art Boston (en Snapchat mfaboston).

emojis2-850x478$large

Para aquellos que quieran continuar investigando sobre Snapchat en museos norteamericanos, aquí otras cuentas a las que seguir:

Blanton Museum of Art (blantonmuseum). Por cierto, my activo y de los primeros junto con el Lacma.
American Folk Museum (afamuseum)
Contemporary Art Museum St. Louis (camstl_museum)
The Frick Collection (frickcollection).

Como colofón, termino este post con mis conclusiones tras haber investigado más a fondo a la red más fantasma.

Aspectos positivos:

  • Aporta naturalidad y ese toque de humor a nuestros contenidos, sobre todo, cuando hablamos de arte y el aura sacralizada que lo envuelve. Se agradece el hacerlo accesible y divertido para cualquiera.
  • Eminentemente visual, una buena fotografía o vídeo lo es todo y genera mucho engagement. Aquí los museos con sus colecciones tiene el material único y especial, listo para ser compartido.
  • Potencia la creatividad a límites insospechados gracias a sus filtros y la versatilidad que ofrecen.

Aspectos negativos:

  • Si hablamos de obras de arte, ¿qué pasa con el copyright? Aquí un vacío legal.
  • Algo irreverente. Una cosa es perder el miedo a hablar de arte y otra es bajar la calidad del mensaje a lo más básico, a una simple broma.
  • Falta de espíritu crítico. No genera en el visitante el cuestionarse nada de lo que se muestra, es sólo entretenimiento y no conocimiento. Una vuelta de tuerca más a esta sociedad de la imagen, donde consumimos contenidos de manera voraz y no retenemos ni nos cuestionamos lo que nos rodea.

Y, próximamente en el blog, … Museos en snapchat (II), la segunda y última parte de esta entrega que estará dedicada a las instituciones culturales europeas y sus experimentos en Snapchat.

snapcode-300x300_0_0_0

 

 

Quizá te interese también

El anti-canon de Mateo Maté
El arte emergente está en Futuro Presente
Jornadas del galerismo
Programa de formación Madrid 45

Deja un comentario.