9
May
2016

La nueva web del Museo del Prado. Entrevista con Javier Pantoja Ferrari

Muchas veces me pregunto de dónde viene mi curiosidad por conocer los entresijos de las páginas web de las instituciones culturales. Siendo mi formación de historia del arte, me sorprendo sintiéndome interesada por el diseño, la adaptación, el código, etc. Todavía recuerdo cuando consultaba la antigua web del Museo del Prado, se me hacía una mediadora cultural con muy pocos recursos, como si no supiera expresarse bien, aún a pesar de la enorme riqueza en su haber. Estaba claro que ésta, una de las mejores pinacotecas del mundo, ya estaba poniéndole solución a estos dilemas contemporáneos originados por la sociedad en Red.

Si bien su nueva web se ha hecho esperar, su desembarco a finales del año pasado (en concreto, el 10 de diciembre de 2015) ha supuesto un gran avance fundamentalmente para el visitante virtual y, como no, también para los propios trabajadores del Museo. Se trata de una web semántica, un modelo que ya estrenaron el British Museum y el Rijksmuseum, dos de las instituciones a nivel internacional que mejor está entendiendo el potencial de internet. En España, haciendo uso de la tecnología GNOSS al igual que el Prado, el Museo Lázaro Galdiano también ha renovado su imagen online.

Hace unas semanas Javier Pantoja Ferrari, jefe del Área de Desarrollo Digital del Museo Nacional del Prado, participó en la conferencia de renombre Museums and the Web, y recientemente el Museo ha recibido la buena noticia de haber ganado con su nueva interfaz el Premio Webby a la mejor página de instituciones culturales a nivel internacional. ¡Enhorabuena! Para aquellos que no conozcan estos premios, son los denominados por el New York Times como “el mayor reconocimiento de Internet”.

A continuación, podéis leer la entrevista que he mantenido con Javier para conocer más de cerca si han cumplido los resultados esperados, futuras mejoras y su experiencia hasta la fecha.

nuevaweb-museodelprado

Tras salir hace poco con la nueva web, trasladando la experiencia de visita al Museo al entorno digital, ¿con qué sección os sentís más satisfechos? ¿Se traduce ésta en que sea la más visitada? ¿Qué feedback os han dado los trabajadores del Museo del nuevo sitio?

No sé si satisfecho es la palabra que define exactamente lo que sentimos pero digamos que entendemos que la sección Colección es el núcleo del nuevo website. Nos propusimos que la obra de arte fuera el centro de esta nueva experiencia digital que supone el website del Museo y creemos que esta premisa se ha visto reflejada en el trabajo realizado. El buscador facetado nos proporciona una nueva vía de profundizar y conocer las colecciones del Museo y el desarrollo de la página de cada obra en el que se mezcla tanto la información académica como los contenidos de carácter más divulgativo han sido de los puntos más trabajado a lo largo de todo el proyecto. El resto de secciones, evidentemente, tienen sus puntos fuertes pero es la sección Colección la que vertebra, en cierto modo, el debiste.

Tras la homepage y la sección Visita el Museo, Colección es la sección más visitada del website. Simplificando un poco el análisis, el contenido más buscado más allá del propio acceso al website por búsqueda orgánica o por URL directa y dejando a un lado la búsqueda de información para la visita física al Museo, es la información sobre la Colección. Ésta no deja de ser un contenido específicamente desarrollado para una experiencia online sin una clara finalidad de visita posterior como podría ser un microsite sobre una exposición, dado el caso de ahí la relevancia del dato.

Como cualquier otra institución el Museo del Prado vive inmerso, lo queramos o no, en un proceso de transformación digital desde hace varios años. Es una situación más que interesante ya que trabajos y perfiles anteriormente alejados de lo digital poco a poco van asumiendo que su labor tiene una vertiente más que cada día tras día es más relevante. No es un proceso sencillo, no es inmediato y no es fácil. La nueva web ha sido fruto, en parte, de este proceso. Por ejemplo, se han tenido que definir flujos de trabajo entre diversos departamentos del Museo con el objetivo de facilitar la publicación de los diversos contenidos en la web. Entendemos que la experiencia ha sido muy positiva para todos, al conseguir que el website sea fruto un trabajo interdepartamental y incipientemente estructural y no sólo prioridad de un departamento específico.

¿Cuantas visitas y visitantes virtuales recibe la web al mes? ¿Cuáles son las páginas más vistas?

En el último mes el website del Museo ha tenido 524.000 sesiones, de un total de 385.000 usuarios con un volumen de 2.032.000 de páginas vistas. Estos datos suponen un incremento significativo con respecto al mismo periodo del año pasado por ejemplo.

Como comentaba anteriormente las páginas más vistas son (en este último mes): home, visita, colección, actualidad, exposiciones, museo…

De haberlos, ¿cuáles han sido los errores con los que no contabáis en estos primeros meses de vida de la web? ¿Qué mejoras próximas estáis pensando en implementar?

Meses antes de que pusiéramos el website en producción teníamos una idea clara de hacia dónde deberíamos de enfocar las mejoras del mismo pero era el momento de cerrar el proyecto de cara al lanzamiento. Nos propusimos que una vez lanzado estaríamos durante un tiempo en una fase pruebas y verificaciones con diversos perfiles de usuarios para confirmar en qué satisfacía sus necesidades y dónde éstas se veían frustradas, superada ya la necesaria curva de aprendizaje antes una web completamente nueva.

Nos encontramos en el final de esa fase. Por un lado, ciertos usuarios demandan ciertos ajustes en la usabilidad del site. Por otro lado, no es un error, sino una constante mejora: más contenidos, más obras, más información sobre las mismas, más interrelación e interacción entre los propios contenidos, etc.

Una de las novedades que habéis presentado se llama Mi Prado, un espacio que permite al usuario crear recorridos personalizados y compartirlos. ¿Cuántos recorridos se han creado hasta la fecha? ¿Sabéis si estos recorridos son utilizados por los visitantes en las salas del Museo? 

Hasta la fecha se han creado aproximadamente 1000 recorridos.  La idea del recorrido de Mi prado era que su uso fuera en función del propio usuario. Hay usuarios que realizan recorridos para después impartir una clase, otros porque recuerdan así una visita que hicieron al Prado hace años, otros por una razón afectiva o de gusto, otros porque simplemente navegan por el buscador facetado, etc. Hay tantos usos como usuarios. Si es cierto que hay visitantes que han recorrido salas con los recorridos previamente creados pero detectamos más un uso más ceñido a lo online que a lo onsite. En las próximas mejoras de experiencia de usuario que poco a poco iremos implementando, intentaremos diluir más aún esta diferencia.

FireShot Capture 10 - Mi Prado - Museo Nacional del Prado - https___www.museodelprado.es_mi-prado

Cuéntanos casos específicos que hacen del nuevo buscador facetado semántico la joya de la nueva web.

Personalmente, recomiendo recorrer los cuadros del Museo a través de las aves representadas en ellos, gracias a las pestañas de Iconografía. Es un proyecto que se lleva a cabo fruto de una colaboración con SEOBirdlife. En él, entre otras cosas se puede observar cómo evoluciona la representación de las aves a lo largo de los siglos en la pintura. De igual modo, ocurre con los instrumentos musicales, también fruto de una colaboración con la cátedra de musicología de la Universidad Complutense.

También, es interesante simplemente introducir un término en el buscador general y a raíz de él ir modulando las diferentes facetas. Es una experiencia de búsqueda y descubrimiento constante en el que de una obra vas saltando a otra en un recorrido que es propio y no delimitado a ningún criterio prefijado.

nueva-web-museo-prado

¿Cuál era la finalidad que buscabais al crear un muro integrado en la página con las interacciones a tiempo real en Redes sociales? ¿Lo suele consultar el usuario?

Partimos de la idea de Actualidad, más concretamente, de what’s on, del qué esta pasando en el Museo ahora mismo en el Museo para conformar la idea de esta sección. Llegamos a la conclusión de que la conversación en redes sociales era parte fundamental de esa actividad y era necesario reflejarla en el mismo lugar que una actividad, una visita, una exposición, un vídeo, un curso… no porque consideremos que esté todo a un mismo nivel, ni tan siquiera nos lo planteábamos, sino porque era fruto del dinamismo del Museo y sería el usuario quien consideraría qué sería lo que más la interesara.

En función de las estadísticas, podemos decir que, los usuarios lo utilizan como vía de acceso a las actividad en las cuentas en redes sociales del Museo.

Quizá te interese también

Nuevas tecnologías para el sector cultural
Claves para una buena estrategia digital en instituciones culturales
Museos en la era del marketing digital
El Prado como relato extendido

Deja un comentario.