23
Ene
2013

El desafío de los Museos ante las nuevas tecnologías.

apps_museos_lCon el desarrollo del mundo 2.0, ha cambiado drásticamente la manera en la que las empresas, tanto pequeñas como grandes, se relacionan con sus usuarios a través de internet. Donde antes los museos, fundaciones o centros culturales contaban sólo con su página web, más o menos usable, como único reclamo en la red, ahora se expanden a través de sus diversas redes sociales  (Facebook, Twitter, Pinterest…) y blogs propios. Internet no parece tener límites y hasta el entorno 3.0 está al acecho y quiere contagiarnos su obsolescencia. Ahora bien, los museos se han actualizado y han manejado estas “nuevas” herramientas con mayor o menor fortuna. Sin embargo, su mayor reto reside en la actualidad en aportar una experiencia verdaderamente 2.0 a sus numerosos visitantes. ¿Y cómo hacerlo? Pues, por ejemplo, a través de las apps o aplicaciones para smartphones, que suponen una potente manera de acercarnos a un target joven, tecnológico y con ganas de escuchar un discurso nuevo y fresco. Pero, ¿han sabido los museos satisfacer estas necesidades de sus usuarios? Desde que en el año 2009 el Museo de Brooklyn lanzase la primera app y sentase precedente, todo museo que se precie ha creado sus propia aplicación móvil. Parece que está de moda a toda costa hacer ver que están presentes tecnológicamente hablando cuando, muy al contrario, reflejan que quieren hacer 2.0 con mentalidad 1.0 y tecnología 3.0. Resulta agridulce comprobar como no saben aprovechar el enorme potencial que la tecnología les ofrece. ¿Nunca habéis tenido la sensación de que la app es un traslado a soporte móvil de los contenidos de su web? ¿o que lanzan una audioguía en smartphone y ya le llaman app?

No hay que olvidar que el mundo de las aplicaciones creó sólo en Estados Unidos la friolera de 466.000 puestos de trabajo y que ya son más de 1 millón las aplicaciones creadas hasta la fecha, todo ello teniendo en cuenta que la App Store abrió en julio de 2008 con tan sólo 500. El pasado 2012 en España los ingresos generados por la venta de apps rondaron los 1.257,7 millones de euros. Museos como el Museo Picasso Barcelona, Cosmocaixa Madrid y Barcelona, Museo Guggenheim de Bilbao, Centro de Artes Visuales Helga de Alvear, Museos de Navarra y Museo de la Evolución Humana de Burgos se sumaron a este ritmo frenético que ha culminado el pasado año con otras apps como la creada por Miramusei para el Museo Lázaro Galdiano y más recientemente, el Museo Thyssen lanzó su audioguía del futuro o smartguide, dotada de contenido multimedia y que incorpora el uso de QRs. Algunas galerías de arte contemporáneo como Gagosian se han unido y por supuesto, también los artistas han visto su potencial, creando piezas para smartphones vinculado a exposiciones y que cuenta con el apoyo del Centro de Arte La Panera de Lleida, primera institución artística de España que se ha volcado con el arte móvil.

Desde My Art Diary planteamos ideas como añadir geolocalización, notificación de eventos y explotar más el uso del QR. Y, ¿qué tal si motivamos al visitante a utilizar nuestra app a través del regalo de entradas o catálogos, participación en eventos especiales del museo como inauguraciones, visitas privadas o poder conocer al artista o al comisario de una determinada muestra? ¿Qué añadirías tu?

22799541834534733_tr6MIoGU_c22799541834534779_93UjuvOr_c

Quizá te interese también

Lo que los museos de arte pueden enseñar a los museos de ciencia
Eugenio Ampudia gana el Premio ARCOmadrid-BEEP
DIS en La Casa Encendida
La belleza tecnológica de Daniel Canogar

5 Responses

  1. El problema actual de muchos museos, fundaciones e instituciones dedicadas al arte contemporáneo, no es sólo aplicar de una forma superficial las T.I., sino el querer convertir cualquier exposición o acto cultural en un espectáculo, muchas veces desprovisto de sentido pedagógico y reflexivo. Por supuesto que no deben ser lugares donde se sacralice lo último, pero si que se incentive el espíritu crítico y las nuevas tecnologías de la Información deben tener un papel importante en ello.

    1. Hola Javier,

      Muchas gracias por compartir tu opinión en mi blog y muy interesante el enlace que mandas! Es un ejemplo de las muchas facilidades que nos aporta la tecnología y cómo saber sacarle partido. 🙂

      Un saludo y feliz jueves!

  2. Pingback : Los museos y las nuevas tecnologías | Todalacultura

Deja un comentario.